28 June, 2021 by
Alejandro Arribas Agüero

Fulgen nos ha dejado, y nos cuesta encontrar ese motivo para la sonrisa que él siempre nos sabía colar de gratis. No sé quién nos gruñirá ahora por enviarle los trabajos para hacer antes de ayer, no sé quién desconocerá, como él lo hacía, el significado del término queja o dar algo por imposible, no sé quién será igual de capaz de repartir alegría y apoyo sin pedir nada a cambio.

Fulgen nos ha dejado, o tal vez no, porque siempre tendremos algo suyo presente como parte de lo que somos, porque siempre nos esperará en la Plaza de las Flores para tomarnos esa marinera, porque siempre nos encontraremos perdido ese fichero en formato MAC imposible de abrir, porque siempre nos hará sonreír cuando pensemos en él.

Nos vemos amigo.

Rafa


Estas palabras van dirigidas a una persona muy peculiar, una persona que cuando entraba por la puerta, la alegría que transmitía era igual a su grandeza, todos salíamos a saludarle y en nuestra cara siempre aparecía la sonrisa al verle, parecía como si los problemas de ese día desaparecieran al verlo.

Era una apersona que contaba sus grandes problemas de una forma tan divertida que no parecían problemas, transmitía mucha fortaleza y a la vez te hacía ver la vida mucho más fácil.
Fulgen allá donde estés, siempre formarás parte de nosotros, CETEC te recordará siempre con una gran sonrisa.

Virginia